Colchonería La Cama: Tengo que cambiar el colchón, ¿qué hago!

Cambiar el colchón puede llegar a ser un gran comedero de cabeza. Se trata de una decisión que va a durar por lo menos 10 años, por lo que más nos vale elegir bien, pero si eres de los que no saben qué es mejor para su descanso, desde la colchonería La Cama te enseñamos 10 factores esenciales que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu nuevo colchón, porque recuerda: no es lo mismo dormir que descansar.

1. Ve a un centro especializado, una colchonería, donde profesionales del descanso te asesorarán acerca de la mejor opción según tus necesidades.

2. Si tu colchón tiene más de 10 años, ¡cámbialo! La apariencia exterior no es indicativa del estado. Se deben cambiar los colchones por dos motivos: 

      • Los materiales internos se van deformando con el uso y con el tiempo, perdiendo las propiedades para descansar.
      • Por higiene. La sudoraciones y ácaros pueden producirnos problemas alérgicos, respiratorios, conjuntivitis y asma.

3. Para descansar adecuadamente deberás tener en cuenta además el resto de elementos de un equipo de descanso: base, almohadas, fundas, patas, etc. Por ello, si lo que necesitas es renovar tu colchón, no olvides revisar su equipo.

4. Procura comprar un colchón que sea firme pero confortable. Habrá que tener en cuenta una serie de factores generales que influyen: edad, peso, altura, y otros más específicos como dolencias de espalda, cervicales, lumbalgias o hernias discales. Los niños están formando su columna, debemos cuidársela.

5. El descanso ha de ser personalizado. Las colchonerías disponen de colchones para ser probados. No dudes en acostarse en ellos, pida una almohada y adopte la posición en la que duerme habitualmente. Prueba hasta que encuentres la que mejor se adapte a tu cuerpo.

6. Existen colchones de muelles y sin muelles. El muelle ofrece un punto más de firmeza que el no muelle. Hay muchos tipos y calidades de muelle embolsado, busca siempre un micromuelle que dará más puntos de apoyo en tu cuerpo. Las espumaciones sin muelles corren el peligro que si no son de calidad son muy poco confortables, tienen menor durabilidad y pueden dar calor. Para ir tranquilos asegúrate de que las características del colchón aparezcan en las etiquetas o se las certifique el fabricante. Si son primeras marcas (Flex, Relax, Magíster, Pikolín, etc.) pertenecientes ASOCAMA, el Ministerio de Industria y Sanidad ejerce un control de calidad.

7. Siempre que puedas y tengas posibilidad, elije una cama grande, siempre descansarás mejor.

8. Las almohadas son tan importante como el colchón. En las colchonerías tienes una amplia gama para poder elegir desde viscolásticas, latex, pluma y fibras , igualmente con fundas y protectores.

9. Las camas articuladas no son solo para enfermos, son calidad de vida, salud y descanso.

10. Los precios varían en relación a la calidad. No te dejes llevar por grandes ofertas y descuentos, tu descanso tiene un precio y recuerda que merece la pena invertir en salud y descanso: tú y los tuyos lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *